Niño anaquense logra el MVP en partido de fútbol en Perú

Niño anaquense logra el MVP en partido de fútbol en Perú

Ronald R. Rodríguez Barrios /ECS

Anaco.- El éxodo de venezolanos está dejando al país sin lo mejor que tiene: el talento y la calidad de las capacidades de las nuevas generaciones de compatriotas realizarán aportes a sociedades foráneas que mejorarán sustancialmente tras nutrirse de lo mejor de cada los emigrantes, tal y como años atrás las inmigraciones desarrollaron las tierras bolivarianas. Y en eso anda Mario Molina, un niño oriundo de la ciudad de Anaco que brilló gracias a sus dotes para el fútbol en Perú.

Molina de 13 años de edad fue proclamado el jugador más valioso del juego (MVP por sus siglas en inglés) entre el Atlético Torino y el Barcelona Vic. en el que anidó los dos goles que a la postre le dieron la victorias a la escuadra que le mandó a la cancha, en el Perú.

La noticia se hizo viral gracias a las redes sociales, en las que circula un video en el que es entrevistado Mario Molina. En el audiovisual se escucha de manera clara cuando un locutor con marcado acento peruano presenta al infante como el más destacado de un encuentro de la categoría 2003. Preciso es acotar que Molina, quien residía en los Módulos de Campo Rojo, en la ciudad de Anaco, en el centro del estado Anzoátegui, nació en el año 2006.

El entrevistador pregunta a Mario si es peruano, a lo que el destacado deportista, y cantante, respondió rápidamente “no, venezolano”. En la voz del interrogador se nota la sorpresa cuando Molina le hace saber que es nacido en el 2006. “No es de la categoría todavía” exclamó.

En Anaco

Estando en Anaco, Molina inició sus pasos en Estudiantes de Anaco, donde destacó siempre como jugador aguerrido y muy comprometido con el fútbol. Fueron esas las principales virtudes las que le hicieron ganarse la convocatoria en la selección de fútbol sala de la localidad “gasífera” que terminó ubicándose en la meritoria posición de Subcampeona de Venezuela, siendo dirigida por el profesor Asdrúbal Rodríguez.

Luego, Mario junto a sus padres decidieron cambiar de aires deportivos y continuar el proceso de formación en el Club Recreativo Amigos de Siempre (CRAS Anaco), donde fue asignado a entrenar con los nacidos en los años 2004-2005. De allí que al pequeño talento no le sea complicado ni extraño competir con personas de mayor edad que él.

Además de las innegables cualidades para jugar el fútbol, Mario atesora una hermosa voz con la que suele destacar en cuantos eventos musicales participó, otro talento con el que también espera hacer quedar en alto el nombre de Venezuela en tierras peruanas.