Usuarios rechazan que choferes cobren el pasaje urbano en 500 bolívares en Anaco

Ronald R. Rodríguez Barrios / ECS

ANACO. Desde hace un par de días los usuarios del transporte público en Anaco han sido forzados a cancelar una nueva tarifa. Esta vez el monto del pasaje subió más del 100 % y pasó de 200 “soberanos” a 500 de un solo golpe y, al parecer, “sin derecho al pataleo”.

Hace pocos días atrás el Concejo Municipal, por medio de sus redes sociales, dio cuenta a la comunidad de una reunión en la que los ediles y los voceros del gremio de los transportistas tocaron el tema del monto del pasaje urbano.

Según las publicaciones de los concejales abordaron el espinoso tema con los presidentes de las cooperativas que prestan sus servicios a los anaquenses. En este primer contacto los trabajadores del volante dejaron clara sus firmes intensiones: Elevar el costo del pasaje a 500 bolívares soberanos, que si recordamos vienen a ser 50.000.000 de los extintos bolívares fuertes que puso en circulación el fallecido presidente Hugo Chávez.

Pese a no contar con la aprobación de los entes oficiales, los pasajeros ya están siendo obligados a cancelarle a los colectores la cantidad mencionada. La reacción de los usuarios al principio es de una profunda indignación y molestia, sentimientos que son reemplazados por la resignación porque “no hay quién defienda los intereses del pueblo”.

Resignación

“El pueblo tiene claro que se trata de un abuso, de un atropello en contra de la gente pero no tiene más remedio que pagar lo que los chóferes cobran porque no hay quien pueda con ellos” se quejó Ariadne Ramos, quien debe tomar hasta cuatro unidades de transporte al día.

Miguel Andrade tiene una sensación semejante. Este operario de computadoras está reconsiderando volver los medio días a su casa a almorzar para así ahorrarse dos pasajes. “De nada vale discutir porque al final tienes que darles a los colectores lo que te pidan” dijo con visible pesar.

En otra nota firmada por los servicios de prensa del cabildo anaquense, los concejales, presididos por la munícipe Alcira Alvarado, alertó a la ciudadanía para que se negara a pagar a los transportistas 500 y que, por el contrario, continuaran cancelando 200 BsS.

“Para los concejales es muy fácil decir eso pero el pueblo que necesita subir a las busetas para ir al colegio, al trabajo, a hacer compras, a la universidad y regresar al hogar cae en el chantaje de los chóferes” dijo Elena Febres, estudiante universitaria.

Las personas que usan este servicio de manera ordinaria pidieron al alcalde Luis Guevara Marrón, a los concejales, en especial a la legisladora Alcira Alvarado, a Jesús Figueroa, protector de Anaco y a los cuerpos policiales y militares proteger a la población de este nuevo delito económico.

 

Foto: R.R. Rodríguez Barrios