La vinotinto cortó la brillante racha de triunfos de Japón

EFE

TOKIO. Japón y Venezuela empataron este viernes a uno en un partido amistoso disputado en territorio nipón, en el que los asiáticos mantuvieron sus buenas sensaciones pero no lograron ampliar su racha de victorias ante una rocosa vinotinto.

En un choque disputado en Oita, los samuráis azules vieron interrumpida su trayectoria de tres victorias seguidas en otros tantos partidos, todos ellos jugados en casa y ante rivales latinoamericanos (venció a Costa Rica y a Panamá por 3 a 0, y a Uruguay por 4 a 3).

La vinotinto llegaba de imponerse a Panamá y a los Emiratos Árabes Unidos, en su gira preparatoria para la Copa de América de 2019, en la que también participarán los nipones como invitados.

Los asiáticos no conocen la derrota desde que el técnico Hajime Moriyasu asumió el cargo de seleccionador a finales de julio, justo después de que los nipones ofrecieran una buena imagen en el Mundial de Rusia y acariciaran el pase a octavos de final.

El partido arrancó con más dominio de los locales, pero fueron los visitantes los que dispusieron de la primera oportunidad clara, con un remate de Salomón Rondón que superó al portero y Tomiyasu sacó bajo palos.

El delantero del Newcastle volvió a avisar con un potente tiro desde fuera del área tras recoger el rechace de una falta lanzada por él mismo, y participó en otra vistosa jugada de Rosales que el lateral casi convierte en gol.
Japón respondió con una rápida triangulación dentro del área venezolana culminada por Doan con un remate picado que se marchó pegado al palo de Romo.

Conforme avanzaba el partido los nipones ponían en mayores apuros a los sudamericanos mediante la velocidad y la movilidad de Doan y Nakajima, aunque el primer tanto llegaría a balón parado hacia el final de la primera mitad, al lograr adelantarse Sakai a toda la defensa venezolana en un saque de falta.

El segundo tiempo los de Rafael Dudamel no hallaban caminos para hacer daño a unos nipones que imponían su orden táctico. Sin embargo, empataron gracias a un claro penalti cometido sobre González -que había entrado por Murillo unos minutos antes- y convertido por Tomás Rincón.

Los locales estuvieron a punto de poner el 2 a 1 tras una jugada eléctrica de Haraguchi y Kitagawa, y posteriormente Endo logró anotar de cabeza aunque el tanto fue anulado por fuera de juego.