Nuevos derrames de crudo afectan río en San Diego de Cabrutica

EL TIGRE. Las políticas de prevención ambiental en el área de producción de la Faja Petrolífera del Orinoco “Hugo Rafael Chávez Frías”, continúan dejando mucho que desear. Así lo demuestran los reiterados derrames de crudo que se vienen sucediendo en la División Junín que comprende parte de la jurisdicción de San Diego de Cabrutica en el municipio José Gregorio Monagas, en el sur del estado Anzoátegui.

Productores agropecuarios de los caseríos Dos Caminos, Medanito, La Torta, Las Gardenias, Campo Lindo y Guatire, denunciaron que en lo que va de la semana pasada y la presente se han reportado tres derrames de petróleo por roturas de tuberías, que siguen vertiendo día y noche una considerable cantidad de crudo y diluentes. Dos de ellos, caen directamente a las aguas del río Quebradón, uno de los principales afluentes del río Cabrutica, ubicado en plena área operativa, que a su vez descarga sus aguas en el Orinoco, a la altura de la población de Santa Cruz.

Alfredo Gimón, Gilberto Osto, Juan Gimón, Luis Camacho, productores del campo con fincas en producción en la jurisdicción de San Diego de Cabrutica, describieron que los derrames de crudos se localizan en el sector Magdaleno, antiguo paso hacia el fundo El Paraíso. Este se originó por rotura de una tubería de 13 pulgadas que transporta crudo desde un campo de macollas de la zona hasta la planta principal de Petrocedeño.

Comentaron que aunque comenzó en un sitio de sabana, a través de una acequia llegó a las aguas del río Quebradón desde el día lunes 24 de septiembre, y ha cubierto con un manto negro varios kilómetros de la superficie de las aguas, afectando la fauna y la flora acuáticas; sembradíos en conucos y zonas de pastoreo de animales de cría, ganado vacuno y caballar.

Según la información aportada por los productores agrícolas, el segundo desperdicio de crudo también contamina las aguas del río Quebradón a pocos metros del puente que atraviesa la carretera hacia la población de Mapire, a la altura de la capilla de Juan Ramón Rodríguez. También por rompimiento de una tubería que sirve de transporte de crudo hasta la planta de Petrocedeño.  

Afirman que de acuerdo a lo que han podido manitorear, el petróleo que cae desde el sector Magdaleno a través de las corrientes del río ha alcanzado al que vierte este segundo derrame, haciendo más complicada y dramática la situación ambiental, sin que hasta ahora haya habido un pronunciamiento oficial y menos activación de algún plan de contingencia para reparar las tuberías y contener el flujo por parte de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

El tercer derrame se produce por filtración de una válvula en una tubería instalada a la entrada del fundo Medanito, a un lado de la mencionada carretera, en el sector Guatire.

Los trabajadores del campo consideran que estos accidentes ambientales se producen por el mal estado de las tuberías utilizadas para el transporte de crudo desde las macollas hasta la planta principal. “Son tuberías cuya vida útil se estimó para  10 años, pero ya van para 20 años sin haber sido reemplazadas, y con la presión a que han sido sometidas en los últimos meses con el fin de aumentar la producción de petróleo, han comenzado a reventarse por donde quiera, dejando como consecuencia, un terrible drama para nosotros, quienes vivimos de los que cultivamos y criamos, para lo que las aguas de los ríos son fundamentales”, señala el grupo de productores.

Indican, que es de recordar el caso de río Quebradón, que no alcanza a reponerse de los efectos de una contaminación en sus aguas, cuando ya le sobreviene otra afectación por derrames de crudo. En los años recientes, 2016 y 2017, ha sufrido varias eventualidades, siendo una de ellas de gran magnitud, que alcanzó hasta el Orinoco. “Ahora, cuando apenas su fauna acuática comenzaba a recuperarse, ocurren estos dos nuevos accidentes ambientales que de nuevo perjudican directamente sus aguas.

Formularon un llamado a los representantes de producción, ambiente y seguridad de la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para que estén atentos a estas eventualidades y apliquen estrategias más efectivas y eficaces en cuanto al monitoreo de las redes de distribución y transporte de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco.   

Fuente: M.O.  /Foto: Cortesía